sábado, 25 de julio de 2009

Águila blanca

Mi conexión con el Águila Blanca viene de lejos. Estos sueños premonitorios que a veces se tienen y que son difíciles de interpretar en aquellos momentos. Ví una enorme Aguila Blanca volando en círculos a mi alrededor y lo único que se es que me convertí en ella. Sólo se tiene que esperar a que las cosas se manifiesten y ciertamente, lo hacen. Sutilmente, te va llegando información y se va removiendo algo en tu interior que te hace ver con claridad el sentido del sueño. Tampoco es ninguna casualidad que mi águila viva cerca del mar. Gracias también a mis chamanes, estos guías terrenales de luz que encuentro siempre que los necesito y me ayudan a interpretar el significado de cosas que a veces parecen de otro mundo.

Esta que cuento a continuación es una mas de las historias que me han estado llegando acerca del Águila Blanca. Es preciosa, me siento muy identificada con ella y quiero compartir desde aquí.

El águila es el ave que posee la mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años, pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida tiene que tomar una seria decisión.

A los 40 años sus uñas curvas y flexibles, no consiguen agarrar las presas de las que se alimenta. Su pico alargado y puntiagudo también se curva. Apuntando contra el pecho están las alas, envejecidas y pesadas por las gruesas plumas. ¡¡Volar es ahora muy difícil!!.

Entonces el águila tiene solo dos alternativas: Morir,... o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará 150 días.

Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido próximo a una pared, donde no necesite volar.

Entonces, apenas encuentra ese lugar, el águila comienza a golpear con su pico la pared, hasta conseguir arrancárselo. Apenas lo arranca, debe esperar a que nazca un nuevo pico con el cual después, va a arrancar sus viejas uñas. Cuando las nuevas uñas empiezan a nacer, prosigue arrancando sus viejas plumas.

Y después de cinco meses, sale victoriosa para su famoso vuelo de renovación y de revivir, y entonces dispone de 30 años mas.

A veces nos preguntamos: ¿por qué renovarnos?

En nuestra vida, muchas veces, tenemos que resguardarnos por algún tiempo y comenzar un proceso de renovación.

Para que reanudemos un vuelo victorioso, nos debemos desprender de ataduras, costumbres y otras tradiciones del pasado. Solamente libres del peso del pasado, podremos aprovechar el valioso resultado de una renovación.
¡¡Liberate y atrevete a volar, sólo tu eres dueña o dueño de tu destino!!

Un beso a todos.

Karma - Águila blanca

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Very curiously :)

Anónimo dijo...

Gracias, tuve el mismo sueño despierta hoy. Era yo esa águila y la historia que narras es completamente lo que me sucede ahora mismo. Renovar, abri las alas y confiar.